viernes, 30 de octubre de 2009

Robert Allen Zimmerman, alias Bob Dylan

Preguntado sobre el por qué de mi inclinación hacia Dylan concluí en lo excelente músico que es. Lejos, muy lejos está la realidad del cliché del cantautor protesta. Al contrario. Claro que Dylan es folk, pero también es rock, pop, blues, gospel y soul. Precisamente soul es su época "cristiana", sobre la que he recuperado un artículo que escribí hace ahora 10 años.
Intrigado por la conversión al cristianismo intenté llegar al fondo del asunto, escéptico yo.
Me quedo con esta frase que soltó en un concierto de 1980

"Lo estaba haciendo todo bien.
Estaba contento.
Algunos amigos
mencionaban cosas sobre Jesús.
Mucha gente piensa que Jesús llega a la gente
cuando están deprimidos o se sienten miserables.
Esa no fue la forma en
que llegó a mí"

Pd: Pongo enlace al artículo "Bob Dylan, Solid Rock. Sobre roca firme"

miércoles, 28 de octubre de 2009

No sé nada señora, soy periodista

- Oiga, usted sabe de todo- espetó admirada una señora a G.K. Chesterton tras una conferencia
- No, no sé nada. Señora, soy periodista-

(Lo recoge Pearce en su biografía publicada en Encuentro)

sábado, 24 de octubre de 2009

Alguien, con A mayúscula

Es de Fito Cabrales, en "Antes de que cuente diez"

Me perdí en un cruce de palabras
me anotaron mal la dirección
ya grabé mi nombre en una bala
ya probé la carne de cañón
ya lo tengo todo controlado
y Alguien dijo no, no, no, no, no
que ahora viene el viento de otro lado
déjame el timón
y Alguien dijo no, no, no


La mayúscula en "Alguien" es mía. Es para darle más veracidad

miércoles, 21 de octubre de 2009

Sabiduría POPular

Será por la hora fatídica o por esta última noche toledana, pero no dejo de cantar eso de Siniestro Total:
Camino de la cama, es el mejor camino,
sólo estar contigo es mejor que estar dormido

Menudo piropo! Difícil de superar

martes, 20 de octubre de 2009

Ternura

Toninho, jugador del Chapadinha, reconoce que hubo amaño en un partido en el que su equipo recibió nueves goles en nueve minutos. En declaraciones al "O Imparcial", para más inri.

viernes, 16 de octubre de 2009

Yo acuso

¡Ay! Desde que estaba en la carrera de periodismo ya tenía ganas yo de escribir un artículo con este título, y como el blog es mío y sólo mío, pues cumplo uno de esos deseos ocultos.

Yo acuso,
A Santiago Alcanda, periodista, de Radio 3, de haber ofendido gravemente a todas las mujeres en su comentario de presentación al concierto de Cristina Rosenvinge. (Aquí lo puedes escuchar)
Literlamente dice:
"Nos encontramos con una Rosenvinge más cómoda a la hora de conocer y manejar
los significados de una misma palabra. Aquí suena una artista que escapa de su
condición de madraza en busca de su identidad como persona, como mujer"

Conclusión: es necesario escapar de la condición de madraza para ser mujer, ¡y antes persona oiga!
Peligroso, ofensivo, y falso son algunos adjetivos que se me ocurren,
Y lo hago con mucha pena, porque Santiago Alcanda, al que no tengo el gusto de conocerle, le tenía entre mis periodistas favoritos. Su programa Como lo oyes en la misma radio 3 lo considero de los mejores y disfruto mucho con él. Pero sintiéndolo mucho, me he visto en la obligación de hacer este apunte.
Sólo me puedo explicar este asunto pensando en que Alcanda ha querido hacer una pirueta lingüística, para que su presentación de tres frases quedara bonita y a la vez con un puntito de transgresión. De ahí la frase primera que es absurda de "estar más cómoda a la hora de conocer y manejar los significados de una misma palabra" y lo de "madraza" contrapuesto a "identidad como persona y como mujer".
Lástima, pero a partir de ahora escuchar Como lo oyes no va a ser lo mismo

jueves, 15 de octubre de 2009

Amor y precipitación

"El amor y la precipitación no están de acuerdo, Mañara. Es la paciencia la que mide el amor. Un paso igual y seguido: esta es la andadura del amor, ya camines entre dos setos de jazmines del brazo de una chica, o sólo entre dos filas de tumbas. Paciencia"

Miguel Mañara, de Oscar Milosz

viernes, 9 de octubre de 2009

La mano de Chipiona


Hace unas semanas apareció en un periódico del sur de España esta noticia:

"Encuentran una mano amputada en el puerto de Chipiona"

Parece ser que rápidamente la Guardia Civil montó un dispositivo para recuperar el resto del cuerpo. La mano llevaba una reloj negro y su tamaño hizo pensar en que se trataba de una mujer joven. No está el ambiente en Andalucía como para bromear con el asunto.

Las hipotesis de la prensa, variadas. Ajuste de cuentas la que mejor suena. Mafiosos cortando miembros de los miembros que no se comportaban como tales. Suena bien.

Pasan los días.

Y el forense explica que la mano no es humana. ¡toma ya! La primera duda apareció cuando se comprobó que no tenía huellas dactilares. Y sobre todo cuando se comprobó que estaba confeccionada por carne no humana y material sintético.

¿de donde sale entonces una cosa semejante?

¡Qué gran asunto para un relato!

Lo intento, tengo varios borradores, pero ninguno me convence.

Buceando por "losprocelososmaresdeinternet" descubro en un periódico local que lo más probable es que sea un resto olvidado del rodaje de una película. Hay sospechosos:

- 1. Sweet blood es una película sobre un vampiro que se enamora de un cazavampiros. Al ser preguntado Julián Lara por el asunto, no reconoce la mano, y además cuenta que su equipo son muy cuidadosos de no dejarse nada del "atrezzo" por ahí, ya que hace tiempo en el rodaje de otra película del mismo "pelaje", "alguien" tiró a un contenedor una pierna de mentira, y la policía les soltó un buen multazo. Sweet blood se rodó en Sevilla, así que la mano en todo caso hizo un viaje capirchoso por el Guadalquivir hasta Chipiona

- 2. Deriva. Un documental sobre la vida de los marineros en nuestros días. Un testigo afirma que en el rodaje se hizo una reconstrucción dramatizada de un naufragio en el mismo puerto donde ha aparecido la mano.


Por ahora, lo que está claro, es que la mano no era tal.

-

jueves, 8 de octubre de 2009

Cantar como quien habla al oído a una mujer

Así es la bossa-nova, una música asombrosa mezcla de jazz y samba.
Una música optimista, de letras hiperrealistas, casi naturalistas, de lenguaje coloquial, ritmo sincopado, preferentemente acústico, y una voz siempre suave, casi susurrante, “como cuando se le habla al oído a una mujer”, decía Carlos Lyra.
No recuerdo una descripción mejor de un estilo de música.

lunes, 5 de octubre de 2009

Cuestiones sociales

Cada vez que nace un héroe, muere un ciudadano (Andrés Neuman)