jueves, 8 de septiembre de 2011

La profundidad de los sexos

No puedo aguantarme a compartir esta cita de Frabrice Hadjadj en La profundidad de los sexos. Por una mística de la carne (Nuevo Inicio):


Encontrar a Dios yéndose a un monasterio es una cosa bastante trivial. Pero encontrar a Dios yéndose con tu propia mujer, con Micheline, precisamente la misma que acaba de echarte a perder el filete de ternera, eso sigue siendo algo inexplicable

Prometo una comentario largo sobre este provocador, divertido, apasionante libro.

Estampas castellanas

Calzadilla de la Cueza Una pila bautismal floreada. Bellísimo signo pascual Un detalle de la Virgen del retablo. El Niño tiene un...