Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Bares de borrachos y solana de señoritos

Imagen
En la semana en la que me he borrado de Facebook he encontrado dos definiciones excelentes de la red social y de twitter:

José Jiménez Lozano, en una interesante entrevista en Periodistas, la revista de la Federación de Asociaciones de la Prensa:

Facebook no es más que la solana de los señoritos

Y Santiago Segurola, periodista que ha sido suplantado en twitter afirma en Periodistadigital:
No me gustan los bares llenos de borrachos

Bob Dylan y el éxtasis de Santa Teresa

Imagen
Bob Dylan anuncia nuevo disco, Tempest, que saldrá el próximo 11 de septiembre.
Ya se ha presentado la portada. A mí me suena al éxtasis de Santa Teresa de Bernini, aunque tengo mis dudas, porque veo a la figura poco vestida...




Un mundo sin Dios

Un mundo sin Dios sería como un Brasil contra Inglaterra en Wembley. ¡El partido del siglo!, pero con el estadio vacío, sin público. No se podría oír nada, no habría nada, como mucho algún taco de los jugadores o el silbato del árbitro. Sin goles, prórroga tras prórroga, eternamente. ¿entiendes la imagen?
Cenizas a las cenizas. Harold Pinter.
Se representa estos días en Madrid en la sala La puerta estrecha.

Hace tiempo que sé que me quieres

- Hace tiempo que sé que me quieres
- ¿Por qué?
- Porque te gustan las mismas canciones que a mí

Cenizas a las cenizas. Harold Pinter.
Estos días se representa en Madrid en la sala La puerta estrecha.

Manual para librarse de las pesadillas

Hace un par de post recogía la necrológica que publicó en ABC Andrés Ibañez sobre Maurice Sendak en la que afirmaba que: "Sendak se tomó a los niños en serio. Quiso hablarles también de esas cosas que todos los niños viven y todos los niños temen pero que muchos adultos fingen ignorar. Sus libros no son realmente pesadillas, sino manuales para librarse de pesadillas". El caso es que este asunto me sonaba. Mi pobre memoria, que sería valorada en unos pocos de kilobytes si de discos duros se hablara, recordó que GK Chesterton había dicho algo por el estilo. Ahora, gracias a esa herramienta de la sociedad del conocimiento (como diría un cursi) que se llama Google, encuentro la cita: Los cuentos de hadas son bien ciertos, pero no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que podemos vencerlos