miércoles, 6 de mayo de 2015

Porque a partir de Él toda paternidad recibe su nombre en el cielo y en la tierra

Ayer era el cumpleaños de Soren Kierkegaard, y un buen amigo y amigo de Soren me envía este texto sobre la paternidad:
"El hombre interior comprende y está seguro de que Dios es un padre en los cielos, y que esta no es una imperfecta expresión figurativa, sino que es la más propia y la más verdadera, porque él no sólo da los dones sino que se da Él mismo con ellos (...).
Cuando fuiste hacia tu padre terrenal, con la suma alegría de haber ganado el mundo entero, y encontraste que se alegraba, ¡y cómo no habría de alegrarse, particularmente cuando el que se alegra es para él lo más querido de todo!, pero que se alegraba como de modo incierto, justamente por que te amaba, para que eso que habías ganado no pudiera llegar a corromperte; y en cambio, cuando fuiste hacia tu padre celestial con la alegría de haber ganado el mundo entero, Él participó totalmente de tu alegría, porque el hecho mismo de que te alegraras con Él era una infalible garantía de que lo que ganaste sería para tu bien... (...) O cuando, preocupado y abatido, fuiste a tu padre terrenal y encontraste que débil y vacilante, no tenía consuelo para ti, y que tu dolor aumentaba  con su pena; y cuando, aplastado y aniquilado fuiste hacia tu padre celestial y encontraste que era fuerte, más fuerte cuanto más débil fueses tú, dispuesto a ayudarte y siempre más dispuesto cuanto mayor fuese tu indigencia.
Entonces percibiste que no es porque tienes un padre, o porque los hombres tienen padres, que no es por eso por lo que a Dios se lo llama Padre de los cielos, sino que es, como dice el apóstol San Pablo, porque a partir de Él toda paternidad recibe su nombre en el cielo y en la tierra; así, aunque hubieras tenido el padre más amoroso que hubiera entre los hombres, también él, pese a su mejor voluntad, sería sólo un padrastro, una sombra, un reflejo, un símil, una imagen, un discurso oscuro acerca de la paternidad de la que toda paternidad recibe su nombre en los cielos y en la tierra"