miércoles, 13 de abril de 2016

El baile

De nuevo con R.S. Thomas por aquí. De nuevo un poema, creo, dedicado a su mujer. De nuevo ese baile, esa danza, que en el poema A Marriage, era símbolo de la muerte.
Ahora el poeta tiembla ¿tiene el derecho de nombrarla? ¿o de darle nombre? ¿o de pronunciar su nombre? Después toma su mano en un baile, y nota una presión ¿intencionada?, para desear que así pueda sentir, respirar, la juventud.
Me cuesta un poco el verso Child,/It is not love I offer/Your quick limbs, your eyes. ¿Ese "offer" es un ofrecimiento a modo de oración?
Y todavía retumba en mí eso de Only the barren homage/ Of an old man whom time/ Crucifies


She is young. Have I the right
Even to name her? Child,
It is not love I offer
Your quick limbs, your eyes;
Only the barren homage
Of an old man whom time
Crucifies. Take my hand
A moment in the dance,
Ignoring its sly pressure,
The dry rut of age,
And lead me under the boughs
Of innocence. Let me smell
My youth again in your hair.