Entradas

Mostrando entradas de 2013

Can we work it out? El grito de sentido de Arcade Fire

¿Por qué existe la muerte? ¿Por qué vivimos como si no fueramos a morir? La muerte nos golpea y nos agarra de las solapas. Queramos o no, gritamos en busca de sentido. Leo a Rosa Montero en La ridícula idea de no volver a verte: “Solo en los nacimientos y en las muertes se sale uno del tiempo: la Tierra detiene su rotación y las trivialidades en las que malgastamos las horas caen sobre el suelo como polvo de purpurina. Cuando un niño nace o una persona muere, el presente se parte por la mitad y te deja atisbar por un instante la grieta de lo verdadero: monumental, ardiente e impasible". Y leo en el blog Raíz y Copa "Recuerdo perfectamente el día en el que mi hija mayor descubrió, pura inteligencia emocional, esto es, sentido común abierto a la realidad pero dicho más postmodernamente, que las tumbas no son simples monolitos memoriales, sino que contienen “sorpresa”. También me recuerdo yo, confusa, intentando explicarle…a las pocas horas me dijo “no he entendido muy bien l…

Las chicas de las novelas

Imagen
Se habla mucho de las chicas de las películas, que han inspirado canciones, libros e incluso más películas.
Pero... ¿y las de las novelas?
Estas son mucho mejores, porque a partir de una descripción del autor, el lector tiene una labor creativa (o, como es mi caso, una recreación, un recuerdo, una personificación que siempre acude a Ella).
Aquí van mis tres preferidas:


El número uno indiscutible es para María Magdalena Theotoky, la interesantísima estudiante de doctorado de Ángeles rebeldes de Robertson Davies. "¿Ah, qué joya de nombre!¡una flor en la boca!". Para Urky es 850 milielenas según la escala Rushton. Mantiene una apasionante batalla interior entre su origen (su raíz) y lo que anhela ser (su copa). Lady Julia de Retorno a Brideshead (Evelyn Waugh). Todos en la novela se refieren a ella por su belleza. Llega a decir Anthony que tiene una belleza Florentina. Para Charles es exquisita. Pero está en este puesto por su honestidad, y por, a pesar de sus debilidades, tene…

¿Tuitear durante la elaboración de la tesis?

Hace unos meses comencé a usar Twitter (@pavelaquin y @dylanes). Dos cuentas: una "profesional/personal" y otra dedicada a promocionar el blog sobre Bob Dylan: El Tea Party Dylaniano. Partía de un comentario que leí al periodista Santiago Segurola, que definía la red de microbloggin como un #bardeborrachos, y razón no le falta.
A mí me recuerda a las pantallas de ordenador de las redacciones de los medios de comunicación, soltando sin parar teletipos de las agencias, con la diferencia que en Twitter puede haber cientos de miles de agencias. Y la mayoría suelen ser tuits personales sin ningún tipo de interés.
Así, con este gran prejuicio me asomé. #prejuicios. Y en este breve experiencia debo decir en justicia que Segurola no estaba del todo acertado. Es preciso para ello #elegirbienaquiénsesigue.
A partir de Twitter he encontrado información valiosa en temas diversos en los que actualmente estoy interesado.
Y a través de Twitter encontré este artículo: "Twitter and me: U…

La escala Rushton, o cómo hablar de mujeres entre amigos

Imagen
La conversación sobre la belleza de las mujeres es un lugar común en toda reunión de varones. Y la línea entre la ordinariez y el asombro ante la creación es muy delgada.
Robertson Davies en Ángeles rebeldes (una de mis novelas favoritas), describe una conversación de este calibre entre profesores universitarios. Se describe la escala Rushton, que tiene como medida a Elena de Troya. Así Elena, la mujer que lanza mil naves a la mar, se convierte en unidad de medida. Por tanto, una mujer que lance sólo una, será una milielena.

- Es despampanante ¿verdad? - Dijo Urky a Arthur, pero sin perder de vista a Hollier-. Dígame, por pura curiosidad, ¿en qué lugar de la escala Rushton la situaría?
Nos quedamos todos con cara de pasmo.
- La conocerá, sin duda, ¿no? ¡La que ideó W.A.H. Rushton, el gran matemático de Cambridge! Bueno, consiste en lo siguiente: se reconoce a Elena de Troya como el absoluto de la belleza femenina y sabemos, basándonos en la autoridad de un poeta, que su rostro lanzó …

La creación artística como grito del hombre actual

El excesivo racionalismo, el culto a la razón, el cientificismo, ha provocado que “lo que era libertad, metáfora, símbolo carecía de espacio”[1]. Rupnik señala que esta idea está perfectamente expresada en por Joan Tápies. En una bienal de Venecia colocó una silla blanca y sobre la pared hizo un dibujo, dando a entender que el hombre todavía se expresa, pero no hay nadie que lo escuche ni que le entienda, “porque habla un lenguaje único, porque no existe gramática y no se puede entender”[2]. El ejemplo que propone Rupnik con el pintor español es idóneo, ya que, como él mismo explica, “ha trabajado toda la vida con el signo como testimonio del pasar del hombre; el hombre al pasar deja un signo, una huella, pero no hay nadie que se interese por su expresión porque hasta tal punto es subjetiva que no hay comunicación posible”[3]. El arte contemporáneo se convierte en la vía en la que el sujeto se expresa de modo único, con una gramática, un código, un lenguaje propio, para defenderse de …

Sobre la crisis de un arte que ha doblado la rodilla ante el mercado

Para el artista esloveno M.I. Rupnik vivimos la mayor crisis del arte, porque lo que se expone en una galería siempre se considera arte. El límite entre el arte y el no arte no existe. Hoy toda obra de arte es todo lo que es expresión. No hay criterios estéticos. “Ya lo demostró Duchamp, con gran ironía, exponiendo un urinario como obra, haciendo ver que es la institución la que determina qué es el arte”[5].
Íntimamente relacionado con esta situación, al salir el arte de la Iglesia y del temploy entrar en las galerías y palacios, ha sido sometido a las ideologías y la última y más potente de ellas: el mercado[6]. Un arte que ha doblado la rodilla ante los criterios industriales y mercantiles.

La obra coral

A la pregunta de ¿cómo definiría su obra? el artista Marko Iván Rupnik, teólogo, filósofo, profesor de universidad y sobre todo sacerdote jesuita, responde categóricamente: “es una obra coral. Pienso que se trata de dar visibilidad a esa fuerza de transformación del mundo. Es hacer ver que las piedras, los materiales, querrían unirse para componer la obra del Creador, del Redentor y nosotros debemos favorecer esto. El mundo querría permanecer según el designio de Dios, pero el pecado es un obstáculo continuo. Si tu obra no se concibe en unidad con el resto, es una cosa horrible, fea, sin sentido. Entre nosotros tenemos un pacto, ninguno dice qué parte del mosaico ha trabajado, porque se trata de una obra coral

El arte como encuentro con la comunidad

El artista esloveno, Marko Ivan Rupnik señala a Ivanov, padre de la poesía simbolista rusa, como una  de sus fuentes de inspiración. Según Ivanov el gran arte es el arte del claustro, porque en el monasterio el claustro es el lugar de encuentro para la comunidad. Es la idea de Romano Guardini: el arte es espacio de encuentro, es el espacio donde puedo tocar al otro. Rupnik pone otro ejemplo “Recuerdo una poesía de un autor de Moravia, que es una región de interior, sin mar. En ella mostraba su deseo de ver el mar, señalando que había estado en la ribera sin conseguir encontrarlo. Ni si quiera llegando el primero por la mañana. Pero un día, encontró en la cantina del puerto a los marineros y a los pescadores: entonces se dio cuenta de que en sus ojos había visto el mar. Esto es el arte, la comunicación personal”

Paper is not dead!

Microensayos: Me arreglo de conocerte

Me arreglo de conocerte

***

Si no es tradición, es plagio

***

La comunicación es el mejor afordisíaco

***

Alguien me habló de la antimateria, pero seguro que ni la ha visto

Microrrelatos: Desde que ella se marchó

Desde que ella se marchó, una corbata negra era su forma de luto

***

El día de su ordenación sacerdotal, su padre, castellano recio y parco en palabras, le regaló un consejo: "hijo, que se te entienda cuando hables"

***

La viuda cerró el libro. Miró al autor de aquella biografía. Sólo acertó a decir, titubeando: "Me lo has devuelto, ¿cómo agradecértelo?"

***

Estaba asustado por la fe de sus enemigos

***

Ella gritó: "¡eres un recuerdo tóxico!"
Él arqueó las cejas: "deberías dejar de leer los dominicales"

Carboncillo

Imagen
Como alguien con cierto criterio me ha dicho que este carboncillo tiene mucha fuerza, pues aquí lo publico



Poesía de las golosinas

Transcribo la primera obra poética de un sujeto a punto de cumplir 3 años:
La madre le promete una golosina si se porta bien.
Madre del poeta - ¿Cuál quieres?
Poeta en ciernes - Una nube. Y un sol y una luna para mis hermanas