Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Libros conspiradores

Aún a riesgo de que los lectores de este blog, pocos y majetes ellos, me terminen de considerar como un paranoico, paso a continuación a relatar esta historia. Sí, creo que los libros conspiran entre ellos para leas unos u otros según el momento vital por el que pasas, y además, como son muy guasones, dejan pistas para que te des cuenta de que entre ellos se han puesto de acuerdo.
Paso a los antecedentes de hecho. Terminé, con cierto esfuerzo eso sí porque me decepcionó un poco, Invisible de Paul Auster. Historia compleja en la que se mezclan una extravagante pareja y un joven. Entre este último y la mujer de la pareja se establece un vínculo más estrecho, pero que no termina en gran historia de amor ni mucho menos, y de por medio hay una guerra lejana, pero que involucra al país (son yankis y la guerra es Vietnam). Una vez devuelto a su lugar en la estantería, dudo en la elección del siguiente título. Al final opto por Villa Triste de Modiano. Había leído una nostálgica columna de Armas…

"Los que induzcan a un menor a seguir a los individuos de las profesiones indicadas..."

La ley de 26 de julio de 1878, sobre los circos, que incurrirán en penas de prisión: Los ascendientes, tutores, maestros o encargados por cualquier título de la guarda de un menor de dieciséis años que le entreguen gratuitamente a individuos que ejerzan las profesiones de acróbatas, gimnastas, funámbulos... Los que induzcan a un menor de dieciséis años a abandonar el domiclio de sus ascendientes, tutores o maestros, para seguir a los individuos de las profesiones indicadas Otra sonrisilla que me arranca este seriote manual de administrativo del siglo XIX. Me pregunto si dentro de cien años, los que lean nuestras leyes culturales también sonreirán de forma condescendiente como yo hoy...Y ahora que lo pienso, ¿habré hecho bien apuntando a mis niñas a ballet????

Mozart: Doy gracias a mi Dios por haberme concedido la suerte de tener la oportunidad de reconocer en la muerte la clave de nuestra felicidad

Lo cuenta Benedicto XVI en un excelente discurso sobre el Réquiem de Mozart (Misa de Réquiem en re menor K 626 click aquí para escucharlo)
El concierto fue interpretado por la Orquesta de Padua y del Véneto, dirigida por el maestro Claudio Desderi, y por el coro "Academia de la voz" de Turín, dirigida por la maestra Sonia Franzese.

* * *
Queridos amigos:
Doy las gracias de corazón a la Orquesta de Padua y del Véneto y al coro "Academia de la voz" de Turín, dirigidos por el maestro Claudio Desderi, y a los cuatro solistas por habernos ofrecido este momento de alegría interior y de reflexión espiritual con una intensa interpretación del Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart. Junto a ellos, doy las gracias a monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, secretario de la Academia Pontificia de las Ciencias, por las palabras que me ha dirigido, así como a las instituciones que han contribuido a la organización de este acontecimiento. Sabemos bien que Mozart, cuando era muy joven, en sus v…

Por unos delfines en el Guadalquivir

Qué regalos se esconden a veces en los libros más insospechados. En esta carrera maratoniana que es esta bendita tesis que persigo, me encuentro, en medio de tanto patrimonio cultural y tanta legislación, cómo se conocieron los padres de los Machado. Lo cuenta Antonio: Otro acontecimiento, también importante de mi vida es anterior a mi nacimiento. Y fue que unos delfines, equivocando su camino y a favor de marea, se habían adentrado en el Guadalquivir, llegando hasta Sevilla. De toda la ciudad acudió mucha gente, atraída por el insólito espectáculo, a la orilla del río, damitas y galanes, entre ellos los que fueron mis padres, que allí se vieron por vez primera. Fue una tarde de sol, que yo he creído o he soñado recordar alguna vez
Heurêkamen!

Woody Allen, ¡qué decepción!

Imagen
La paternidad, además de sacos de cosas buenas, me ha traído una obligada ausencia en las salas de cine, que frecuentaba asiduamente en su momento...
Y para alguna ocasión que tenemos mi socia y yo debemos andar con mucho ojo para elegir bien.
Y el otro día no lo hicimos, lo de elegir bien: Conocerás al hombre de tus sueños de Woody Allen.
Parecía una apuesta segura. Bonito cartel. A mí personalmente su obra me gusta, y algunos diálogos de Annie Hall, Play it again Sam, o Manhatan (sobre todo esta cuando alguien habla de Van Gogh) los repito como frases hechas.
Hace unos días Allen se mostraba totalmente escéptico en una entrevista, y especialmente ácido y crítico con la religión. Además se vislumbraba alguien vacío, sin esperanza, y peor aún, un artista sin una propuesta.
El asunto es que Conocerás al hombre de tus sueños, aparece un Allen sarcástico, cínico, y explícito hasta llegar a lo burdo en su crítica a la religión. La historia repite los clichés clásicos: el conjunto de historia…

¿Qué suena mejor, el vinilo, el cd o el mp3?

Un estudio de la universidad Stanford afirma que los oyentes jóvenes prefieren el sonido de archivos comprimidos (los populares Mp3) al de los antiguos discos de alta fidelidad. Los avances tecnológicos han transformado nuestra forma de crear, acceder y disfrutar.
Prueba de ello han sido la auténtica explosión de los últimos avances, en los que se ha producido una paradoja. Mientras se camina hacia una mayor calidad de imagen (la alta definición o las películas en 3D), no ha sucedido lo mismo respecto de la música. Más bien se ha dado un paso hacia atrás.
Menos espacio ¿menor calidad?
El formato Mp3 comprime el tamaño del archivo, eliminando parte del sonido y así consigue reducir los tiempos de descarga y la posibilidad de almacenar en el mismo espacio un mayor número de canciones. Sería una complicación para iTunes Store (por poner un ejemplo de descarga legal) que la obtención de una canción supusiera al comprador una hora de descarga su alta calidad de sonido.Hace unos diez años se p…