martes, 22 de marzo de 2011

En aquella calle céntrica sostenía el techo del mundo

En estos días en los que los periódicos especialmente resaltan tanto sufrimiento, me envía Rocío este poema de José Jiménez Lozano, para compartir esta mirada del sufrimiento


Mano extendida de mendiga ciega
ya ni pedía limosna, era
una cariátide tallada en la desgracia,
y, en aquella calle céntrica
sostenía el techo del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario