martes, 1 de marzo de 2011

Por si un día maldices la lluvia

Esta cita es de un nuevo amigo de Granada (esas amistades regaladas, inesperadas, inmerecidas). Se la recordó un sacerdote al oírle maldecir una día de lluvia:
Cuando vuelvas a quejarte de la lluvia, recuerda que es el momento en el que el cielo roza la tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario