lunes, 10 de mayo de 2010

Ctrl+alt+sup

Leo en la sección de Fernández Mallo en El Cultural:
En ese momento en el que el pesimismo se apodera de las cosas, se apodera de tus ideas, que también son una cosa. Piensas en la inutilidad de escribir y de hablar, o de construir aviones Airbus porque sabes tarde o temprano serán un Concord. O en el absurdo que es llenar la Red de información no sólo pasajera, que nadie verá. Es posible imaginar un basurero de páginas web, blogs, mensajes y tiendas fantasma. Supongo que algún día alguien se acercará a todo eso con la misma intención que hoy mendigos se acercan al vertedero de Sao Paulo, un tipo de alegría que opera en el cerebro ante la expectativa del hallazgo de algo contemporáneo y arqueológico al mismo tiempo. El artista Bruce Nauman tiene una pieza, no recuerdo el título, en la que una cámara ubicada en el interior de un nicho vacío recoge permanentemente esa imagen de nada, de la que los espectadores pueden disfrutar en tiempo real en una pantalla en la galería de exposición. A veces nos vienen pensamientos así, pero se van muy pronto.
Joer! ¿Es el momento de cerrar este blog?

2 comentarios:

  1. No es el momento.
    El momento llegará cuando publiques un libro con los mejores posts y vendas un millón de ejemplares sólo entre tus lectores.

    ResponderEliminar
  2. Pues prepara la pasta Javier, que tienes que pagar un millón de libros. Te advierto que luego vendiendolos al peso puedes recuperar parte de lo invertido

    ResponderEliminar