domingo, 8 de noviembre de 2009

Things have changed

Things have changed, decía Dylan en una de sus grandes obras de la última década.
Y se nota en pequeñas cosas.
Por ejemplo, hace años, tres en concreto, yo compraba discos en las tiendas especiliazadas del centro. Escridisco, Melocotón, Bangladesh... Conocía a los dueños. Me daban sus tarjetas. Me informaban de las últimas importaciones, bootlegs o piratas.
Hoy, sigo comprando discos. Algo que casi nadie hace ya.
Pero los compro en Carrefour. La última compra: una red de limones, pañales, y Daiquiri Blues, de Quique González...

¿Cuándo vas a venir otra vez por aquí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario